Últimas historias

  • el suegro

    EL SUEGRO

    Había llegado el día de su casamiento y la casa era una revolución. Estaban todos descontrolados, corrían, iban, venían. No quedaba una sola persona tranquila en ningún rincón, parecían todos atacados por algún virus hiperkinetico que no les permitía quedarse un solo segundo quietos. Lo más curioso es que ella, siendo la novia, tenía una […]

  • convertir puta

    COMO LOGRE CONVERTIR A MI ESPOSA EN UNA PUTA…2

    en estas fechas proximas a la navidad el trabajo en la iglesia se a cargado,y mi esposa lucy atiende a los padres en todas sus necesidades personales….. Relato:

  • celebracion boda

    Celebraciones familiares 1: La Boda

    Resumen: Ser un manitas me generaba no pocos compromisos familiares. Es en cierto modo lógico y comprensible, cuando se corre el rumor de que tienes buena herramienta y sabes cómo utilizarla. La primera en necesitar mi ayuda fue Piedad, la prima tetona de mi mujer. Este relato está basado en el relato “La Boda” que […]

  • El despertar al sexo de una virgen

    Jóvenes y Cachondas, Primera vez, Infidelidad. Tenía 19 años cuando me entregue a un hombre  casado  siendo señorita .

  • Mi esposa mormona es infiel

    Parejas Liberales, Infidelidad Consentida. Lo que pasa en Las Vegas, en Las Vegas se queda…

  • aprnediendo conducir

    Aprendiendo a conducir I

    Soy una mujer de 41 años, con una educación bastante anticuada, casada con un hombre maravilloso y con dos hijos, Daniel de 21 años, guapísimo, moreno, alto, atlético y muy cariñoso. La niña, Amapola tiene 18 años, también morena y alta, pelo largo rizado, ojos negros grandes y también muy guapa y cariñosa. Yo mido […]

  • Cura Cachondo

    El cura proseguía gozando de Blanca con singular enjundia, cuando hubo un cambio de estrategia, deshicieron su abrazo y ella sin sacarse la polla, apoyándose sobre el escritorio, inició a subir y bajar sus caderas con movimientos cada vez más rápidos, daba gozo el ver las nalgas estrellarse contra los muslos del padre, tragando aquel […]

  • Chateando con la Mama de mi mejor Amigo

    Eran las diez de la noche, me encontraba sentado frente a mi PC, cuando mi amigo y vecino, aparece conectado en el MSN . Yo sabía muy bien que el andaba de viaje con su padre y pensé que se había conectado desde algún cyber café o algo a si, a si que inmediatamente le […]

  • En un colegio de monjas

    El espectáculo de la jovencita y el hombre aquel me excitó de tal manera que me follé a Isabel con una violencia, como nunca. Le apretaba las tetas, estrujándolas hasta hacerle daño, y hacerle emitir gemidos de dolor y de placer al mismo tiempo. Un gemido de Isabel, me demostró que había llegado al orgasmo, […]

  • Esposa preñada por un negro II

    El negro entraba y sacaba su enorme tronco gruñendo de satisfacción haciendo chocar sus testículos contra los muslos de Janine, mi mujer jadeaba, ambos parecían muy cerca de alcanzar un orgasmo. Mientras Modou la ensartaba le acariciaba su cuerpo, en medio del éxtasis se daban la mano donde brillaba nuestro anillo de casamiento, Janine meneaba […]

  • Mi comadre Sandra

    Ella se quejaba dolorosamente, está muy grande. Seguí con movimientos lentos, mi pene entraba y salía de su colita, al cabo de un rato sus quejidos de dolor fueron disminuyendo, Sandra comenzó a jadear; mi pito que entraba y salía del ano de Sandra, continuaba yo con movimientos lentos; ella aparte de jadear empezó a […]

  • La puritana

    Ella gemía tratando de no hacer mucho ruido,tenía las piernas totalmente abiertas, saqué la pija y le entró hasta que se tocaron los pelos de nuestros genitales y empecé a mover mi cintura haciendo que la pija entrara y saliera de su concha. Me acerqué a su oído y le susurré que me estaba por […]

El fetichismo nace como parte de la sexualidad de los individuos como una necesidad más de conocer hasta donde pueda llegar el placer y la sensualidad humana, los objetos de fetichismo incrementan al máximo los orgasmos durante las relaciones sexuales, sin importan las leyes morales, costumbres o creencias religiosas, cuando se trata se sexo el cuerpo es quien manda.

El sexo se encuentra en todas partes, incluso en la casa del señor, las monjas bajo todas esas ropas esconden a mujeres con un apetito sexual enorme, quienes buscan placer a pesar de ir en contra de las reglas de la iglesia. Las monjas también tienen acceso a internet y no pierden la oportunidad de contarnos relatos eróticos, enumerándonos cada una de sus experiencias dentro de la casa del señor, en los orfanatos o en algún pueblo lejano donde se encuentren ayudando a la comunidad.

Los relatos de fetichismo con monjas nos revelan por fin cómo es la vida sexual de una mujer religiosa, pero lo más interesante es conocer a los protagonistas de estos eventos, hombres que ansían ver a estas mujeres, sueñan con quitarles sus pesadas ropas y con esto arrebatarles la castidad a punta de polla.

¿Tendrías sexo con una monja?

Los hombres religiosos, curas y padres sacan provecho, tienen a su disposición a las monjas más putas para follarlas cuantas veces quieran, y lo mejor de todo es que no pierden la oportunidad de contar sus experiencias con relatos eróticos de monjas.

Tener sexo con una monja es un objeto de fetiche muy común, pero son muchos los hombres que han logrado cumplir esta fantasía, te preguntaras ¿Dónde se follan a las monjas? Y ¿Quiénes se las coge? La respuesta simple, como emisarias del señor necesitan acudir a diferentes lugares, pueblos remotos, orfanatos, y en las iglesias donde más de las ve.

En los orfanatos hay muchos trabajadores, hombres de mantenimiento o personal de seguridad quienes no desaprovechan la oportunidad de sacarse la leche al follarse a una monja puta, por otro lado no debemos dejar atrás aquellos chavales del orfanato ansiosos por follar, tener a una monjita que les proporcione todo lo que necesiten sin duda es una gran oportunidad de perder su virginidad.

Los pueblos están llenos de hombres cansados de follar con animales, cuando una nueva monja llega se convierte en la sensación e inmediatamente son muchos los hombres que hacen filas para tomar su turno y follarse a estas monjas putonas quienes luego tienen el descaro de relatar sus historias eróticas. Las monjas se ven obligadas a mantener su vida sexual como inexistente pero gracias a paginas como esta, las monjas putas pueden contarnos sus relatos.