Últimas historias

  • arturo profesor

    ARTURO, EL PROFESOR DE LATIN

    Pensé durante unos segundos lo mucho que necesitaba ser follada por ese hombre en el cole.. El día amaneció nublado y frío. Me desperecé en la cama, aún sin levantarme, suspirando resignada ante la jornada de trabajo que me esperaba con los niños…que bueno, no son tan niños, andan rondando los 16 y 17 años, […]

  • ciberamiga relato

    Angela y su ciberamiga

    Hetero, primera vez. Una joven acompaña a su hermana a visitar a un maduro y atractivo amigo. En realidad está todo planeado para que éste inicie sexualmente a la muchacha, lo mismo que hizo con la hermana. Ya recordaran ustedes, que mi hermana Ángela escribió su historia contando las peripecias con su cyberamiga Ximena y […]

  • hombre mayores

    ME GUSTAN LOS HOMBRES MAYORES II

    Wau, gracias por los correos enviados, me han motivado a escribir otro relato, tengo muchos y si tienen algún tema del que quieran conocer ya saben solo me tienen que escribir. Pensando en que relato podría poner me acordé de la aventura que voy a contarles. Como saben yo tengo mi novio que se llama […]

  • desvirgando ano

    Desvirgando el ano de mi amiga

    Lamí toda su raja, comiéndome el coño entero, pronto empezó a tener espasmos de gusto. Mamaba su coño cuando me pidió con voz de auténtica puta que le metiera un dedo en el culo, continué comiéndole el coño salvajemente, a la vez le metí mi dedo por su ano, que entró con facilidad debido a […]

  • De colegiala a prostituta cibernetica

    Hola gente de todo relatos como están? Mi nombre es Elizabeth Sousa tengo 18 años y vivo e Venezuela, le doy una breve descripción de mi apariencia, soy de piel morena algo que nos caracteriza a nosotras las venezolanas jajá si bien no tengo muchas nalgas tengo tengo unas tetas de infarto de la cual […]

  • Mi fiesta de cumpleaños

    Jóvenes  y Cachondas, Perdiendo la virginidad. Mi nombre es Martha y tengo 20 años, soy una chica trigueña de 1.70 m de estatura, con un buen cuerpo, piernas largas y bien torneadas, cintura pequeña, un buen busto redondeado y proporcional a mi estatura, y un trasero redondo y pronunciado. Estoy estudiando abogacía y tengo dos […]

  • Ella, Alicia con su entrenador

    Jóvenes y Cachodas. Imaginaros tener a tu cargo a un grupo de chicas con un cuerpo perfecto con sus leggins ceñidos a su cuerpo y que te pusiera cachondo perdido, y si una se quedará al final de clase para repasar la lección ¿te la follarías?… pues esta es la historia de una de ella.

  • Con mi alumna en el viaje de fin de curso

    Jóvenes y Cachondas. Siempre escuché historias de alumnas que se acostaban con maestros pero creía que eran leyendas urbanas que esas cosas realmente nunca pasan hasta que un día….

  • En manos de un jovencito (II)

    Milfs, Infidelidad. La mirada de él era una mezcla de calentura y timidez, la música y la oscuridad le excitaron de tal manera que a ella le pareció perder el control de lo sucedido.

  • En manos de un jovencito (I)

    Milfs, Infidelidad. Un joven se las ingenia para conseguir que una mujer, amiga de sus padres, ausentes por un viaje, se preste a desnudarse y masturbarse para él.

  • La chica de la habitación de al lado.

    Jóvenes y Cachóndas. Exhibicionismo y Vouyers. Aquel año acabábamos el bachillerato, y como es tradición, tocaba que toda la clase nos fuéramos de excursión.

  • Follando con el padre de mi amiga

    Infidelidad, Jóvenes y Cachondas. No sé si será por lo cachonda que estoy últimamente, o por qué, pero me ha dado por recordar polvos de hace años y aquí os cuento uno que pasó sin proponérmelo aunque llevaba tiempo imaginándolo…

Dentro del popular fetichismo de los uniformes, las prendas que visten las estudiantes pueden llegar a resultar bastante sugerentes debido no solamente a las incipientes curvas que los lucen sino también a esa particular mezcla entre inocencia y sensualidad que revelan. Es así como con el pasar del tiempo, el fetiche de las colegialas se ha hecho parte inamovible de los relatos eróticos más buscados en la web y es que resulta un verdadero deleite dejar volar la imaginación a partir de las fantasías o experiencias de quienes han cedido al morbo que producen esas faldas tableadas cortas, camisas blancas, calcetines blancos hasta la rodilla y unas traviesas coletas.

Extremadamente popular en la pornografía japonesa, estos ya míticos uniformes se han adaptado un poco para que revelen más de lo acostumbrado, incorporando obviamente un gran estímulo para las personas que se sienten totalmente atraídas por las mujeres jóvenes.

Travesuras con estudiantes

Siempre presente en el listado de fantasías sexuales más comunes, el sexo con colegialas se encuentra casi que en la cima pues las adolescentes son algo así como mujeres prohibidas e intocables que exactamente por las mismas razones pueden ser absolutamente irresistibles.

La preciosa hija de un amigo, encuentros entre profesores y estudiantes, las compañeras de estudio de la hija y hasta una familiar lejana, todas estas son posibilidades a partir de las cuales se podrá mover fibras de tal manera que llevará no solo a masturbarse pensando en ello, sino también a querer aprovechar cualquier momento para hacerla realidad.

Puesto que estas jovencitas suelen encontrarse más que dispuestas a experimentar y a conocer todas las opciones disponibles que permite el sexo, el afortunado que pueda llevar a una a la cama seguramente se sentirá casi que extasiado ante lo bien recibida que puede ser una caricia y alguna vieja táctica por ellas.

Una fantasía definitivamente muy recurrente

Algunas de las historias aquí compiladas, dejan ver, por ejemplo, aquel anhelo de follar a una colegiala virgen y mostrarle qué es el placer con la más absoluta contundencia, y es que ese aire virginal que a pesar de sus curvas suele hacerse notorio es otro gran ingrediente para que estas jovencitas puedan ser apetecidas.

Por supuesto, no podríamos ignorar los acuerdos que se llevan a cabo entre parejas donde simplemente se le pide a la mujer que se vista de colegiala y que trate de fingir una actitud inocente y hasta un poco infantil, todas estas son opciones que aunque se han mostrado una y otra vez en la industria de los vídeos porno, también pueden ser igual de lujuriosas y sugestivas cuando se recrean en la mente ocupando para ello historias eróticas pues estas por el nivel descriptivo pueden ser tan vívidas y excitantes como cualquier película.