Hospedado donde mi tía Luz


Saqué mi pene y lo rozaba contra su vagina, no aguanté más y la penetré. Sentir mi verga entrando por su vagina caliente fue lo más excitante que he sentido, ella me cabalgaba y gemía, no pares sobrino no pares y yo con más fuerza se lo metía. Luego me dijo quiero que te vengas en mi cara de nuevo, así que bajó hasta mi pene y me masturbó hasta que solté el chorro de semen en su cara.

Hola soy Juan  me considero un chico normal y la verdad soy muy tímido. Tengo 18 años  esta historia que les contaré se desenvolvió a partir un viaje a la ciudad donde vive mi tía, esto por cuestiones de un curso de pintura que me había ganado, entonces el dinero del hospedaje lo guardé ya que en esa ciudad vive mi tía hermana de mi mamá.

Ella vive solo con su hijo de cuatros años y es separada. La verdad ella siempre me ha excitado mucho y ha sido motivo de muchas pajas mías. Mi tía se llama Luz, a decir verdad está buenísima, tiene un cuerpo normal, un culo súper delicioso y unos senos respetables, yo digo que está muy buena para sus 36 años. El día que viajé le hablé por teléfono y me dijo que me estaría esperando  en la terminal de autobuses, la verdad estaba yo más entusiasmado por  ver a mi tía que por el curso, llegué a la terminal y como a los 5 minutos apareció mi tía, estaba preciosa, vestía un pantalón de lino color blanco y una blusa muy pegadita y encima una chaqueta, estaba súper además por el pantalón se le podía ver que tenía una tanguita negra de hilo.

Cuando me vio me dio un fuerte abrazo que casi me produjo una erección. Le dije tía estás preciosa a lo que sonrojó, me dijo, vamos, nos dirigíamos hacia el carro y aproveché para mirarle el precioso culo como lo movía. Durante el camino me preguntó.

-¿A que horas es tu curso? y le dije de 9 a 12 y me dijo, -A ok, te voy a dar las llaves de la casa porque yo trabajo de 7 a 6pm. -ok tía.

Luego le pregunté y donde estás trabajando, mi tía me dijo.- Trabajo en una empresa de ropa interior para dama y para caballero. Esto me excitó demasiado saber que mi tía vivía al tanto de todo lo que salía en prendas íntimas de mujer.

– A que bien tía, ¿y como que ropa hacen ahí? me dijo- Así con naturalidad y pendiente de la carretera, es ropa interior muy moderna, tanto para dama como a para hombre. MMe dijo en mi caso yo trabajo en control de calidad de la parte de mujer.  – Que bien tía, que bien.

La conversación transcurrió normal yo estaba un poco excitado de solo pensar mi tía con esas prendas puestas. Luego me pregunto que como andaba de amores y le dije que no muy bien porque había terminado con mi novia. Me dijo. – No te preocupes vendrán tiempos mejores. – ¿Y tu tía como estás de amores? y me respondió, – Estoy sola pero la verdad no le doy mucha importancia a eso soy feliz con mi niño. Pero eso si, aunque sola no me dejaré de vestir bien. – Eso he notado tía, te vistes muy bien muy sexy es la palabra y me dijo gracias muchacho y me tiró un beso.

Llegamos al departamento, es un departamento pequeño con dos cuartos y su baño que está dentro del cuarto de mi tía  y su cocina. Me dijo que estaba como en mi casa –gracias tía. Luego me dijo voy por mi hijo al jardín ¿quieres venir?, le dije no tía, si no te molesta me quedaré. Me dijo tranquilo quédate y salió.

Solo en esa casa me excitaba, recorrí todo, fui al baño y tenía en el lava manos unas tanguitas de hilo dental de color negro y transparentes, estaban lavadas. Ahí me masturbé viendo esa hermosa prenda. Luego me fui a los cajones de la ropa y tenía la cantidad más grande y hermosa de ropa interior, toda era pequeña y de hilo una que otra normal.

Para descansar del viaje y de tanta excitación junta me senté en la sala y al rato llegó ella con su hijo que llegó dormido, fue, lo dejó al cuarto de ella y salió, luego cenamos. Después me dijo ya vuelvo, voy a cambiarme de ropa. Ok tía, se fue y a los pocos minutos  sucede que suena el teléfono que estaba en la sala y grita mi tía, Juan tráeme el teléfono por favor, si tía, ya voy llegando al cuarto la puerta estaba cerrada y me gritó desde el cuarto, pasa hijo pasa.  Cuando entré estaba sentada en la cama pero no tenía el pantalón, estaba solo en tanguita pero se tapaba la parte de adelante con una almohada, pero con el reflejo de la madera de la cama se le veía el culo y esa linda tanga insertándose en el. Y por los lados el hilo de la tanga. Era un panorama hermoso. Le pasé el teléfono y contestó y dijo, maldición colgaron. –Bueno ya q— Yo bajé la cabeza y dije perdón tía me salgo para que sigas cambiándote. Y se rio jaja –para que no te salgas a mi no me da pena que me veas –a lo que respondí pero tía no te sentirás incomoda conmigo- me dijo no seas tonto.

Me dijo estando en la misma posición pásame mi pijama porfa y yo, ¿donde esta tía? ahí en el closet, se la pasé y trataba de mirar hacia otro lado y ella hablaba de algo que no presté atención de lo nervioso que estaba. En esos segundos estaba mirando un cuadro que tenía en la pared y me llamó, Juan mira, volteé y me dijo bajándose un poco el pantalón del pijama, estas son las tangas que hacen en la empresa. Me quedé un poco paralizado y le  dije con voz temblorosa, están muy lindas tía. Me quedé viéndolas eran negras con una cereza bordada y un lindo hilo además de notar que estaba perfectamente depilada.

Se acomodó su pantalón y se fue a una bolsa y me dijo, mira estas ediciones especiales con dibujos de Disney me los pasó y yo súper excitado al tener esas prendas en mis manos, tenía como 4 prendas de esas. Cuando me dice mi tía ¿te las modelo o que y se echó a reír y yo riéndome también y a la vez sonrojado le dije,  hazme una pasarela y se rió. Luego me dice, soy capaz de hacértela pero me da pena modelarte con este cuerpo que tengo. No tía si tienes un cuerpo precioso le dije, me abrazó y me dio un beso.

Luego comenzamos a hablar y me dijo que notaba en mi mirada algo triste que si era por lo de mi novia, le dije si, pero aparte me siento apenado porque no quiero ser una carga para ti. Me dijo, no, ¿como crees?

Después me dijo, a ver, te modelaré las tangas, espérame en la sala, pues y yo sonreí y le dije tía no lo decía de broma. Me dijo ya no quieres. Tía si tú quieres solamente. Me dijo ven, no hay problema, ve a la sala, me fui y no podía contenerme y me senté y  me grita mi tía desde el cuarto, Juan ven, cuando entré estaba parada a un lado de la cama y con la almohada tapándose adelante y me dice. ¿Que tangas me voy a medir si tú las tienes en la mano? Ay tía perdón y se rió y le pasé las prendas, me dijo, ¿cual me pongo?- la Mickey.

Ok te espero en la sala, me cambio en el baño del cuarto y ya listo y yo listo tía, me senté en la cama y esos minutos parecían horas y aparte entró al baño y no cerro entonces la podía ver pero solo la mitad a través de un espejo.

Cuando salió, salió con una toalla y se la quitó despacio como lo más normal del mundo y me dijo, mira que tal me queda. Yo todo tembloroso por la situación aparte excitado le dije tía, está preciosa, te queda divina-si estas son nuevas y además están atrevidas, me quedaré con ellas.

Luego le dije, mira la verdad es que no se mucho sobre la mujeres y si no te molesta quiero que me des la confianza de poderte preguntar cosas que no me atrevería a preguntarle a otra mujer porque creo que me abofetearía y se rió y me dijo, claro sobrino, mira puedes preguntarme lo que quieras y yo te responderé con toda sinceridad. Pero también quiero que me preguntes las cosas con respeto que eso no lo dudo de ti y esto será solo entre tú y yo ok.
Ok, ¿que me quieres preguntar?, me decía mientras se acomodaba su cama para dormir y seguía con la tanguita puesta, tía, ¿porque muchas mujeres se afeitan su  vagina? me dijo, es por higiene y por lucir sexy puede ser ¿tú lo haces tía? me dijo si, mira y se bajó la tanga mostrándome parte de su pubis todo afeitado y rápidamente se lo subió, le dije gracias tía, de nada hijo y me abrazó de nuevo.

Antes de despedirme para ir a dormir le dije, tía te quiero decir algo- dime hijo. Mira tía la verdad es que no quiero ir al curso de pintura- pero si te encanta la pintura- le dije si pero no quiero ir, además no pasa nada si falto pero quiero que no le digas nada a mamá porfa y me permitas quedarme aquí ¿si? Me dijo ok puedes quedarte pero no creas que te quedaras como reina me dijo en tono burlón, me tendrás que organizar y lavar mi ropa y limpiar la casa ¿te parece? Le dije si tía me parece, acepto tu trato ok.

Luego se puso el pijama y estábamos hablando tonterías cuando su hijo comenzó a llorar y ella rápidamente acudió donde él. Y a los minutos regresó y me dijo, mira el niño quiere que duerma con él pero en su cama, si quieres duermes en la mía si, le dije, si tía no hay problema. Después me dijo pero te voy a molestar en la mañana cuando me vaya a bañar y a vestir le dije si tía no hay problema siempre me levanto temprano.

Al día siguiente me desperté y mi tía ya se estaba bañando y tenía sobre una silla su ropa para el trabajo y su ropa interior sus brassier para guardar esas preciosas tetas. Me senté en la cama y prendí la tv cuando sale mi tía envuelta en una toalla y me dice buenos días sobrinito, buenos días tía como estás, muy bien, oye me salgo para que te vistas. No tonto para que no te preocupes. Entonces envuelta en su toalla tomó su ropa interior al momento salió con ella puesta y unos pantimedias y se terminó de vestir.

Al rato después de desayunar le dije a mi tía. Tía será que me puedes dejar tu computadora para entretenerme, la computadora era portátil y muy moderna. Entonces lo pensó y me dijo casi dudando ok te la dejo pero es para… que le dije ps para jugar en internet. Ok mírala le puso la contraseña y me la dejó. Ella y el niño se fueron y me quede solo ordené la casa le lavé la ropa hasta la íntima sus brassier y las tangas con las que había ido por mí.

Entonces terminadas las tareas que me dejó mí tía me fui a la computadora, revisé mi correo y me dio mucha curiosidad ver lo que tenía mi tía, cuando veo en Mis documentos habían varias carpetas de su trabajo documentos y otra muy especial que decía Fotos, la abrí y había otras carpetas dentro de ella que decían “yo” “Mi hijo” “Mi ex novio” etc y  las comienzo a explorar y también comienzo a excitarme. La carpeta “yo” tenía varias fotos de mi tía así en ropa normal y eran como tomadas por ella misma y seguí avanzando por la galería  y la cosa se iba poniendo picante habían fotos de mi tía en ropa interior bikinis muy pequeños etc.

Ahí comprendí porque mi tía dudó en prestarme el computador así  que tuve una idea y que apagué la maquina. Y le inventaría algo. Cuando llegó me saludó normal yo estaba un poco nervioso por lo de las fotos entonces me preguntó porque estás como nervioso, entonces le conteste, lo que pasa es que cuando saliste ya iba a usar tu computadora pero se apagó y la traté de prender y me pedía varias claves de acceso. En eso como que mi tía se tranquilizó y me dijo no te preocupes,. Ok tía, pero, ¿me la prestas ahora? Y me dice pero es que tengo que trabajar con ella me ayudas y yo si como no.

Luego me dice, me voy a poner mi pijama y trabajamos. Ok – y me dice ¿hoy no verás como me cambio? Y le digo un poco nervioso- si me lo permites si y se puso a reír y me dice, ven no seas tonto, fui con ella y mientras me contaba cosas sobre su día en el trabajo se iba desvistiendo cuando estaba en ropa interior me doy cuenta de que tenía un hermoso bronceado y le dije tía, te bronceaste. A lo que responde si, y dando un lenta vuelta me enseña su precioso culo con una tanguita mucho más pequeña que su marca del bikini. Luego le dije en serio, tienes de esos bikinis de tangas pequeñas, me dijo si, esos mi niño se llaman tanga tipo brasilera, ah ok, es que no se mucho de esto y me sonrió. ¿Quieres verlos? – a lo que sin dudar le dije si tía como no. Entonces fue a  su closet y los sacó, wooooooow, eran una cosa preciosa, una era verde y el otro rosado. Tía que bonitos son, yo creo que todos se te quedaban mirándote las nalgas y me dice si así es. Y yo wow.

Cuando me dice a por cierto hace tiempo no me los pongo, me lo probaré a ver si todavía me queda. Espérame y se entró al baño entonces en esos segundos me hice una paja rápido como para bajar un poco la excitación.

Cuando sale con ese bikini una tanguita, wow, pero no se percató de que su tanga se había movido dejando un labio vaginal afuera, wow, quise disfrutar un poco de esa hermosa vista antes de decirle. Y le dije tía mira- me dice que.– tu tanga se movió y se miró y rápidamente y se lo acomodó y se puso toda colorada y dice, Aay que pena, no como no me fijé  gracias por decirme, te imaginas si fuera en la playa todos verían mi sexo. Aunque tú sobrino ya conoces la mitad y nos comenzamos a reír entonces me dice vamos a preparar algo de comer.

Creo que me quedaré así en bikini, pienso que no te molesta – y le dije no para nada tía y agarrándome mi cachete me dice, eres un pícaro pero te quiero mucho. Ya después de comer hicimos los trabajos en la computadora, y nos fuimos acuarto de mi tía, ella ya tenía puesta su bata de dormir y nos pusimos a hablar, aparte era viernes y no teníamos sueño entonces me dijo, sobrino, ¿que tal si me ayudas a organizar mi ropa? le dije si tía porque no entonces comenzamos por la ropa normal la arreglamos y me dice ahora mi ropa interior. A lo que le dije tía también te puedo ayudar con tu ropa interior o te molesta que la toque. Me dijo ayúdame. A propósito lavé tus tangas que había en el baño, gracias sobrino pero que pena que las hayas visto sucias, no hay cuidado tía, las traeré, fui por las prendas y se las di, la olio y me dijo gracias quedaron oliendo a nuevo.

Comenzamos a ordenar el cajón de sus tangas y brasieres, entonces yo saqué unos que me parecieron bonitos eran blancos con el hilo negro y muy pequeños tía y estos tan pequeños los usas entonces la miro y me dijo no creo que no me sirven tíralas.  Entonces le dije no tía pero están buenas entonces las miró y dijo pues me las pruebo y me dices ok si tía.

Se metió al baño para ponérselas y desde el baño me dice Juan estas si no me las podrás ver porque no me cubren nada. A lo que respondí tía no seas mala déjamelas ver y me dice.- está bien ya voy cuando sale casi me infarto su vagina quería escaparse, wow, tía te ves tan sexy, gracias, cuando grito vi que la tanga se le había zafado un hilito de la costura y le dije mira, se te soltó algún hilito y dijo si a ver, córtamelo y me pasó unas tijeras.

Advirtiéndome pero con cuidado el hilo suelto estaba casi hasta la parte de delante de la tanga cuando iba a comenzar me dice Juan cierra la puerta con seguro no vaya a ser que salga mi hijo, la cerré bien y proseguí y me dice, Juan eres un lindo, te cuento que ni con mi ex novio había compartido tanto y se agachó a darme un beso, entonces cuando se agachó hizo que desviara la tijera y corté la tanga por completo haciendo que el elástico rápidamente soltara e hiciera caer la tanga, mi tía reaccionó rápido y se tapó su vagina y yo casi llorando le dije perdón tía, ya lo arruiné todo, y ella riéndose, no ven, mejor pásame otra tanga, ven siéntate la culpa es mía por andarte provocando a cada rato discúlpame… Y a pesar del incidente no pude verle el coño a mi tía que también por eso lloré. Jeje….

Luego de eso pasaron como 5 días y las cosas se habían enfriado un poco con mi tía en esos días si acudí al taller de pintura como para distraerme un poco. Luego ese día estaba en casa en la tarde cuando llegó mi tía, hola sobrino como estás -bien tía y tú- pues muy cansada. Había llegado sola así que le pregunté por el niño y me dijo que lo había dejado con su abuelita por parte del papá. Se fue a su cuarto y se encerró en el baño, yo estaba en el cuarto viendo tv. Cuando me grita, Juan prepárame un café con leche por favor, si tía claro y me fui a prepararle el café.

Se lo preparé y le toqué la puerta del baño – aquí está el café– abrió la puerta y salió en unos pequeños shorts que le hacían marcar toda la vulva entonces me pregunta, ¿que quieres hacer?,  – juguemos cartas así como jugábamos con mis papás, me dijo me parece bien, jugamos aquí en mi cama, comenzamos a jugar cuando dice mi tía, porque no jugamos prendas, y yo si juguemos prendas, ok, a 21 puntos el que los saque gana y el otro se quita algo y si queda desnudo se deja ver unos instantes y  podrá taparse su sexo esa es mi regla le dije  y aceptó…

Comenzamos y mi tía comenzó ganando entonces me quité la camisa, me volvió a ganar me quité mis calcetines pero le gané yo y se quitó su camisa quedando en brasier, tenía un brasier semi transparente y se le veían los pezones, eran rosados y pequeños. El juego siguió y le volví a ganar ella se quitó el short quedando en su hilo dental. No tenía pena alguna. Entonces le dije, te queda linda esta tanga. A lo que me dijo gracias cariño espero no tenérmela que quitar y se rió.

Luego me ganó y me quité el pantalón quedando en bóxer, se me marcaba la verga y ella la miraba pero no decía nada al respecto y continúo el juego y que le gano de nuevo y me dice, hash, perdí que quieres que me quite. Le dije quítate los brasieres y se lo quita dejando salir esas preciosas tetas y yo, wow, son preciosos tus senos. A lo que me dice si quieres tócalos, ¿en serio?  Si Juanito tócalos y lo comienzo a manosear, eran suaves y lindos, toco sus pezones hasta que me dice bueno niño ya continuemos con el juego y me ganó y yo solo estaba en bóxer, ella me dijo a ver quítatelos así como toda entusiasmada…

Entonces me paré y me los saqué y me tapé la verga y me dice pero déjame ver y me lo solté y de solo mirar de nuevo sus senos la tenía toda parada y ella decía, wow, estás grande muchacho, entonces me senté y tomé una almohada para taparme porque la verdad si tenía pena de que mi tía me viera la verga cuando me dice, oye no te tapes con mi almohada, toma esta, y me pasó otra tomando la de ella y la miro y estaba mojada la almohada. Me miró y me dijo, ya estás excitado  y le dije la verdad, si tía y mucho, tan solo verte me excita y me dijo, déjame tocarte el pene, entonces me quité la almohada y ella comenzó a tocarla y decía, mmmmmm, que rico, hace tiempo no tenía una entre mis manos mientras me masturbaba lento le comencé a tocar los senos le dije, te quiero quitar esa tanguita.

Y se la quité y también la comencé a masturbar, tenía la vagina calentita y húmeda luego comenzó a mamármela y no pude resistir mucho y me boté en toda su cara, se la dejé llena de semen, luego de la faena nos quedamos dormidos así desnudos y en la mañana me desperté y la vi durmiendo así desnuda y boca abajo, entonces me fui hacia su culo y comencé a lamérselo, luego saqué mi pene y lo rozaba contra su vagina hasta que no aguanté más y la penetré.

Sentir mi verga entrando por su vagina caliente fue lo más excitante que he sentido, ella me cabalgaba y gemía, mmmmmmmmm, mmmmmmmmm, no pares sobrino no pares y yo con más fuerza se lo metía. Luego me dijo quiero que te vengas en mi cara de nuevo, así que bajó hasta mi pene y me masturbó hasta que solté el chorro de semen en su cara.

Después de eso tuvimos sexo otros tres días seguidos cuando ella llegaba del trabajo. Pues creo que fue la mejor experiencia de mi vida no aprendí a pintar pero aprendí a tener sexo con mi tía.

Espero que les haya gustado mi relato.

Bye…

Autor: Juan

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

1 voto
Votaciones Votación negativa

Escrito por Relatos co1461.ru

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos co1461.ru.

Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo.

Un saludo, El Equipo de editores de co1461.ru

Un comentario

Dejar un comentario
  1. oye juan me gusto muchisimo tu relato, en como narrastes los hechos que sucedieron antes de poder estar con tu tia, pero al final no le pusistes entusiasmo ni erotismo al relato… pero igual estoy a mil y queriendo estar con una tia asi como la tuya. saludos… me gustaria saber como quedo esa relacion con tu tia…??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *