CON MI NOVIA Y SU AMIGA MI PRIMER TRIO


Después se sentaron las dos, me arrodillé delante de Ana y empecé a comerle el coño, y con la mano derecha se lo sobaba a Sara…ella se metía un dedo mirando lo que le hacía a Ana.

Mi novia sabía lo que me excitaba la idea de hacer un trío.

De hecho, muchas veces bromeábamos sobre la idea de proponérselo a una amiga suya. Yo no tenía ninguna esperanza de que eso fuera a ocurrir, ya que si bien me hacía ilusión, tampoco sabía si era algo que me había entrado por la vista en una película porno.

La realidad siempre es un poco peor que las películas, y eso me daba miedo.

Sin embargo, aunque no hubiera tenido estas sensaciones, estaba seguro de que mi novia, Ana, jamás se lo propondría.

Su amiga, Sara, salía mucho con nosotros, los tres estábamos a gusto.

Un día la invitamos a cenar a casa.

Pasamos la cena bebiendo vino y charlando.

Al acabar, sacamos una botella de champaña, ya que a las dos les gusta. Yo seguía bebiendo vino, porque no me gusta la champaña, así que se tuvieron que beber media cada una.

La televisión estaba en marcha, pero nadie le hacía caso, al menos eso creía yo, que estaba de espaldas, pero al parecer había comenzado una película erótica. Sara, de repente, dijo:”Por favor, cambiad de canal, que me entra envidia”.

Me giré y me di cuenta de a qué se refería.

Yo aproveché la oportunidad para bromear:”Eso se arregla fácil, hacemos un trío, y ya está”. Sara dijo:”Ojalá”, en voz baja, casi se le escapó, e inmediatamente se tapó la boca, dándose cuenta de que había pensado en alto.

Yo me reí, y miré a mi novia….ella dijo:”Bueno, pues si los dos queréis, por mí que no quede”, me guiñó un ojo, se puso de pie y empezó a acercarse y a quitarse la blusa. Se quitó el sujetador y, de pie a mi lado, acercó sus tetas a mi boca.

Yo empecé a chupar, y Sara nos miraba atónita..mi novia le dijo:”Ven, ¿a qué esperas?” Y yo, comiéndole los pezones a Ana, le hice un gesto con la mano para que se acercara. Sara se puso de pie sin pensarlo dos veces, se quitó su camisa y el sujetador, y se situó simétricamente a mi novia.

Tenía dos tetas a cada lado, las de Ana y las de Sara.

En cuanto llegó me giré y empecé a comérselas con pasión. Sara gemía tímidamente.

Mi novia aprovechó ese momento para quitarse los pantalones, y bajarse las bragas, y yo, al notarlo, le metí la mano entre las piernas desde detrás y empecé a acariciarle el clítoris. Cuando volví a sus tetas, Sara se terminó de desnudar.

Allí estaban las dos desnudas, y yo sentado y vestido.

Alguna seña se hizo mientras yo me sumergía de nuevo en las tetas de Sara, porque de repente sentí como las tetas se alejaban y me estiraban de los dos brazos a la vez.

Me llevaron delante del sofá, yo estaba de pie, y mientras Ana me desabrochaba la camisa y me acariciaba el pecho, Sara se había arrodillado y liberaba mi erección de los pantalones.

Noté cómo me bajaban el slip, y una boca se tragaba la punta de mi rabo…Ana bajó, lamiéndome el cuerpo a la par que descendía, y me empujó hacia el sofá…una vez sentado, las vi a las dos, una a cada lado de mi rabo, lamiéndome el capullo con la punta de sus lenguas…… Ana me miraba de reojo con mirada pícara….entonces bajó a mis huevos y Sara se tragó media polla, subía y bajaba su cabeza, y me masturbaba con la mano, y Ana me lamía por debajo.

Pensaba que me moría de placer….entonces Sara puso mi polla entre sus tetas y empezó a moverlas arriba y abajo.

Después se sentaron las dos, me arrodillé delante de Ana y empecé a comerle el coño, y con la mano derecha se lo sobaba a Sara…ella se metía un dedo mirando lo que le hacía a Ana.

Le metí a Ana el dedo, y le chupaba el clítoris moviendo la lengua de derecha a izquierda…y movía su cadera apretándome el dedo con los músculos de su vagina…tras unos minutos, empezó a agitarse; se estaba corriendo….y pasé a Sara, que estaba ardiendo en deseos de tener una lengua en su coño.

Nada más ponerle la lengua encima, me agarró la cabeza y me apretó contra ella&estaba gimiendo como un

a loca, y Ana nos miraba y sonreía. ..se puso de pie, se acostó detrás de mí, metió la cabeza entre mis piernas y empezó a lamerme los huevos desde abajo…mi lengua entraba en el coño de Sara, salía y volvía a buscar su clítoris. Estaba mojadísima…mis manos sobaban sus tetas, ella puso sus manos encima de las mías, y me ayudaba a magrearlas.

Le dije que se girara, que se pusiera a cuatro patas contra el respaldo sofá, me incorporé, pero aún de rodillas y empecé a chuparle el ano, mientras le metía un dedo en el coño. Ana apoyó su cabeza en el sofá y se puso a lamerme el capullo y a masturbarme.

Le pregunté a Sara si le habían hecho eso antes….me contestó que no, pero que lo estaba disfrutando mucho….a Ana le encanta que le chupe el culo…en ese momento, Sara apretó los muslos y soltó un maravilloso gemido de placer. Ana se puso de pie y adoptó la misma postura que Sara.

Tenía los dos culos en pompa para escoger…me decidí por Ana, ya que llevaba más rato sin recibir mi atención.

Le metí el rabo hasta el fondo, como a ella le gusta….me daba golpes en las ingles con su culo, frenéticamente…yo tenía una mano en la cadera de Ana, y la otra le sobaba el culo a Sara, y le daba cachetitos….entonces Sara se levantó, se acercó a mí, y empezó a pasar sus pechos por mi cuerpo, por mi espalda, me acariciaba el culo, me pasaba los dedos por los costados. Ana gemía, Sara se agachó, me besuqueó las nalgas, volvió a subir&a Ana le gusta correrse conmigo encima, así que la acosté en el sofá y la penetré hasta que se corrió, mirando como Sara se masturbaba y me pasaba los pezones por la boca. Ana soltó un grito de placer, me apretó el culo contra su coño, para tenerla toda dentro……y me soltó….era el turno de Sara.

Trajimos un colchón viejo, y me tumbé encima, con la polla dura, mirando al techo. Sara se agachó sobre mí, puso las rodillas en el colchón, se la clavó despacio, y se puso a cabalgarme….sus tetas saltaban….yo se las cogí, mi polla aparecía y desaparecía dentro de su coño. Ana, se puso a mi lado y me lamía los labios, me besaba, me restregaba sus tetas por la boca. Sara seguía cabalgando, hasta que se cansó. Le dije que se pusiera a cuatro patas, y la ensarté desde atrás, se la clavé entera, la cogí por las caderas e intenté seguir un ritmo constante. Ana, a mi lado me decía lo cachonda que la ponía verme follando.

Nunca me había visto desde esta nueva perspectiva…me besaba, me acariciaba el culo, la espalda….yo me agaché un momento para sujetar las tetas de Sara en su balanceo. Aquello era maravilloso, mientras me follaba a una, la otra me acariciaba, lamía, besaba, excitaba con comentarios.

Yo ya no podía aguantar más….por un momento pensé que no llegaba al final..entonces, Sara se corrió, gimiendo como una loca, apretó mi polla en su c me limpiaron la polla entera y se bebieron toda mi leche.

Autor: Anonimo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Relatos co1461.ru

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos co1461.ru.

Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo.

Un saludo, El Equipo de editores de co1461.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *