COMO PERVERTI A ANDREA I


Habían pasado 6 meses desde que decidí cumplir mis fantasías y organizar toda clase de sexo grupal, esto tomó tanto tiempo porque debería de ser completamente seguro, entre amigos, en un lugar bonito, etc. ahora ya tenia a un grupo de amigos que compartían el gusto por el sexo, 2 matrimonios uno de 35 años y otro de 25, además de una chica de 23 años y su novio, una mujer divorciada de 42 y una chica de 18 años acabaditos de cumplir además de otros 2 amigos que presumían de ser grandes amantes, todo estaba listo pero desde hace 2 meses se había complicado para mi por mi nueva novia, Andrea era una chica de 20 años bastante pudorosa así que para cumplir mi fantasía tenía que pervertirla o engañarla, hace un mes por fin había podido quitarle su virginidad, tiene un cuerpo nada despreciable un buen trasero y unos pechos medianos pero hermosos, poco a poco fue volviéndose más ardiente, yo trataba de hacerle el amor cada que podía, trataba de hacerle cosas nuevas cada vez pero ya era hora de iniciarla en el mundo del sexo grupal.

Andrea se quedó sorprendida cuando le propuse que tuviéramos sexo con Karen y su novio, después de mucha negociación y con una buena sesión de sexo oral pude convencerla pero todo quedó en que no iba a haber intercambios, cada quien con su pareja pero en el mismo cuarto viéndonos.

Karen es una chica de 23 años de unos 45 kg., pero tan ardiente que hace de todo y aguanta de todo. Compramos algo de alcohol y fuimos a la casa de Adrián a ver una película. La película era un tanto erótica así que con el alcohol no tardamos mucho en calentarnos, Karen y Adrián ya llevaban como 15 min. Sin separar sus lenguas cuando por fin Andrea se decidió a empezar. Al besarla notaba que estaba nerviosa pero poco a poco se fue calmando hasta que Adrián se quitó la playera y Karen empezó a chupar el pecho de su novio, mi novia sin duda tenía ganas de salir corriendo pero el alcohol la había atolondrado un poco, le metí la mano entre las piernas y sintió mucha vergüenza pero al ver que Karen y su novio estaban muy metidos en lo suyo se dejo acariciar. Karen se sacó la playera y sus pequeños pechos quedaron al aire mientras mi mano empezaba a humedecer la entrepierna de mi novia, empecé a besar su cuello y acariciar su pecho, ella seguía resistiéndose un poco pero yo seguía trabajando en su cuello, me saqué la playera y prácticamente tuve que arrancarle la suya a Andrea, se puso roja cuando Adrián la volteó a ver pero al sentir mi boca y mis manos en su cuerpo Andrea empezó a cooperar, le quite el brassier, la recosté en el sillón y empecé a lamer esos pechos lo mejor que podía, eso empezó a arrancarle algunos gemidos. – Vamos a la recámara_ dijo Karen separándonos a Andrea y a mi, ella ya nada mas traía una tanga negra y su novio solo el bóxer, mi novia se volvió a poner nerviosa pero aceptó ir a la recámara.

En la recámara había 2 camas individuales y habían puesto varios espejos, Karen se acostó en la cama con las piernas abiertas y Adrián empezó a lamerle haciendo a un lado la tanga, Andrea trataba de no verlo pero con los espejos no podía dejar de verlo, me desabroché el pantalón y me lo saqué, le desabroché el suyo y se lo saqué también, ella traía unas panties blancas que se habían vuelto transparentes con lo mojada que estaba, al parecer la mamada de Adrián la había puesto a punto.

Le saqué las panties mojadas y empezó a masajear suavemente su clítoris mientras lamía sus pechos, sus gemidos se hacían mas constantes, empezaba a disfrutar de todo esto, sin duda le gustaba ver como se la chupaban a Karen, en ese momento Adrián y su novia intercambiaron posiciones y yo me deleitaba viendo la increíble mamada que estaba recibiendo mi amigo, estaba tan excitado que le metí un dedo en la vagina a Andrea y comencé a masturbarla, ella ya no ponía resistencia y se dejo masturbar hasta llegar al orgasmo, saqué mi de

do y empecé a usar la lengua justo en el momento en que Karen pedía la penetración, ella se puso en 4 patas y Adrián empezó a pasar su pene por la vagina pero ella pidió que le diera por atrás, su novio asintió y empezó a lamerle el ano para después ponerle lubricante.

Andrea nunca se ha dejado dar anal a ver si con esto se convencía, mientras trabajaba con el clítoris de mi novia me di cuenta de que ya no perdía detalle de cómo Adrián penetraba el culito de Karen, esta tampoco dejaba de ver a mi chica, ella era bisexual Andrea no lo sabía pero sin duda a Karen le gustaba mi novia. El pene de adrián ya estaba adentro y empezaron a bombear mientras Andrea ya estaba cerca del orgasmo, me separé de ella antes de que acabara y se la metí de un golpe, ella estaba tan distraída admirando el espectáculo de la cama de al lado que dio un grito cuando se sintió penetrada, me abrazó y empezamos a movernos, estaba tan excitado que de inmediato comencé con embestidas fuertes, ella gemía cada vez más al mismo tiempo que Karen era penetrada cada vez con más fuerza, los gemidos de las 2 llenaban el cuarto, mi chica fue la primera en acabar dando un grito y pegándose a mi cuerpo y unos minutos después Karen dio un grito mucho más fuerte y se dejó caer en la cama, al ver que la otra tuvo un orgasmo más grande que el suyo, mi novia me pidió que le diera anal, se puso en 4 patas y yo algo sorprendido por esta reacción empecé a lamerle el culito, mientas Adrián recuperaba su erección y volvía a penetrar a su novia analmente pero en otra posición, puse el lubricante y metí un dedo en el ano de mi novia, empecé a dilatarlo mientras en la otra cama Karen brincaba sobre el pene de su novio abriendo las piernas para que Andrea admirara su vagina depilada y la penetración en su ano, yo empecé a hacer lo mío y comencé a penetrar a mi novia, se la metía muy despacio y daba leves quejidos, sin duda le dolía pero estaba tan excitada que dejó que entrara toda, me quedé un rato inmóvil dejando que se acostumbrara mientras besaba su cuello.

Karen estaba cerca de otro gran orgasmo, se separó de Adrián y sacó un consolador de un armario, Andrea estaba sorprendida, Karen volvió a clavarse el pene en el ano y poco después se metió el consolador en la vagina, empecé a bombear y mi chica se quejaba pero también empezó a moverse, en la otra cama se escuchó un grito increíble y Karen volvió a tumbarse en la cama después del orgasmo, mis embestidas eran más fuertes y los gritos de Andrea también, el dolor era muy grande la sentía muy tensa pero el placer también se dejaba comprobar en sus gemidos, Karen se acercó a nosotros y nos pidió que cambiáramos de posición, me acosté en la cama y mi novia estaba arriba de mi dándome la espalda entonces Karen le abrió las piernas y le metió el consolador en la vagina, yo empecé la penetración otra vez y Karen masturbaba a mi novia con el consolador, mis movimientos ya eran salvajes y los orgasmos de Andrea también fueron salvajes, uno tras otro con la doble penetración.

Andrea quedó tirada en la cama exhausta y adolorida, le dio las gracias a Karen y a mi me agradeció con una mamada, ya estaba completamente desinhibida y satisfecha, nos vestimos, nos fuimos y esa fue solo la primera de muchas aventuras en grupo.

Para cualquier comentario, duda o proposición.

Autor: Aly rocio alyrocio (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Relatos co1461.ru

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos co1461.ru.

Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo.

Un saludo, El Equipo de editores de co1461.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *