Cómo me enloquece ser cornudo


Vi todo, como él la desnudó, acarició y penetró en diferentes posiciones, me impactó ver la cantidad de orgasmos que mi preciosa mujer tuvo y su intensidad, lo desinhibida que estaba, como si yo no estuviera en casa, eso fue genial, actuó en forma muy natural y me di cuenta de la putita rica que tenía.

Soy casado, tengo 40 años y mi esposa 26, a continuación como comenzamos y entramos al mundo de los cornudos…

Soy chileno y vivo en Santiago su capital, conocí a mi mujer hace 7 años por lo que te imaginas que la conocí de 19, con toda su flor de mujer, nos conocimos y poco a poco me di cuenta que era una mujer muy fogosa y eso me llevó a proponerle matrimonio… así nos casamos y comenzó nuestro andar sexual, de primera con pocas cosas, pero a medida que pasaba el tiempo le poníamos más color y sobre todo morbo…

Así fue como comencé a pedirle que me relatara sus primeros encuentros sexuales, ya que sabía que no había llegado virgen al matrimonio y eso me daba mucho… bueno así ella me relataba con detalles de todo y yo a su lado masturbándome y disfrutando… así me di cuenta que estuvo como con 5 hombres antes que yo… y con varios mayores de edad…

Llegamos a hacer el amor con mucho más morbo en todas las partes inimaginables, como casa de sus padres… cines, auto, plazas, parques, mall, baños públicos, probadores, micros… etc…  Pero de pronto comentamos la idea de que ella volviera a estar con un ex novio que tuvo… y planificamos todo para que saliera con él, yo recuerdo que esa tarde la llevé a una consulta médica… y esperé afuera mientras ella, pasó a verlo y estuvo con él… la sorpresa fue grande cuando me contó que había tenido sexo oral con él… me lo contó en el auto… y yo de inmediato la besé… y me di cuenta del olor a semen que tenía aún su boca… eso me encendió a mil y nos fuimos a casa a tener un sexo rico y apasionado…

Así agregábamos cada día más cosas, como por ejemplo que yo pudiera verla con otros, planeamos buscar un tercero que resultó ser un amigo de ella, que la invitó a salir… y después de estar en un pub lo invitó a la casa, yo estaba en la pieza escondido, pero por la puerta de la habitación podía verlos en el living… (él no sabía que yo estaba en casa), eso me daba mucho más morbo y a mi esposa igual, el hecho de estarme corneando era una fantasía que estábamos recién comenzando a vivir…

Vi todo, como él la desnudó, acarició y penetró en diferentes posiciones, me impactó ver la cantidad de orgasmos que mi preciosa mujer tuvo y su intensidad, lo desinhibida que estaba, como si yo no estuviera en casa, eso fue genial, actuó en forma muy natural y me di cuenta de la putita rica que tenía…

Esa noche el tipo se corrió como 3 veces y cada vez usó condones (preservativos), diferentes y mi esposa  los dejaba encima de una mesa… así cuando el tipo se fue, yo me lancé sobre ella, y jugamos, pero de pronto vino mi sorpresa, cuando ella se puso los condones (que tenían un nudito), y estaban llenos de leche en su boca, y se paseaba por el living, diciéndome «¿te gusta mi cornudo putito?», » ¿te gusta ver a tu esposa con estos condones con leche de verdaderos machos?», «él tenía una verga rica, no como la tuya»… cosas muy fuertes que me elevaron a mil la temperatura y las ganas de seguir viendo el tremendo show que mi linda mujer me hacía… frente a mis ojos…

Me hizo botarme de espaldas en el piso y ella se paró sobre mí… se puso los condones con leche en su sexo y se los metía y sacaba, diciéndome lo mucho que le calentaba la situación… de pronto comenzó a abrir uno y dejaba caer gotas de leche sobre mi pecho… y luego ella se sentaba y le pasaba la lengua y me besaba con leche de otro macho… y me decía que como era… si podía sentir el olor a otro…

Estábamos tan calientes con la situación vivida que el clímax estaba al máximo y de pronto sentí como ella, tomó el otro condón y comenzó a vaciármelo en plena cara, cayendo en mi boca y comiendo leche de otro macho… eso me llevó a correrme y a ambos terminar entre gritos de orgasmos ricos y morbosos…

Ella comenzó a manejar las situaciones a darme órdenes y eso me hacía enloquecer de placer… además me agradecía porque ahora podía estar con el hombre que ella eligiera y sin problemas, ya que al contrario yo le decía que cuando quisiera algo, tenía solo que decírmelo… así comenzó la segunda parte de nuestro caliente matrimonio que les contaré a continuación…

Ya con mi mujer convertida en una verdadera zorra, comenzó a soltarse por completo… pero sin perder su estilo de dama, eso me calentaba mucho, ya que nadie se la imaginaría haciendo todo lo que hace, de hecho sus padres y todos nuestros familiares no tienen idea, siempre buscamos hombres de fuera de la ciudad o lejanos, como también hemos estado con mujeres y dos o más hombres al mismo tiempo…

Para este año nuevo del 2009 estuvimos en Viña… lo decidimos pasar fuera de la casa de nuestra familia, y nos reunimos con dos amigos en un departamento en Viña del Mar… Allí quedó la escoba… hubo sexo en todas las formas… hasta me penetraron mientras mi esposa miraba y dirigía todos los movimientos de los integrantes del grupo… fue increíble ver a mi mujer como era usada por esos dos tipos, mientras yo les traía bebidas o los atendía por lo cansado que estaban…

Pero aún faltaba más humillación para mí… y eso comenzó a pasar hace 3 semanas, cuando estando de vacaciones mi esposa conocía a un chico, el cual tiene 19 años y es bastante alto y corpulento, lo conoció en un gimnasio donde asiste ella, lo llevó a casa y yo nuevamente me escondí y vi todo… cómo el pendejo se comía a mi mujer en mis narices y es más… mi esposa lo deja estar con ella sin preservativo, ya que disfruta mucho más… ahora viene lo bueno…

Una noche mi esposa estaba en el living con este muchacho y de pronto el chico se corrió dentro de ella, y mi esposa salió al baño, pero al pasar por la habitación donde yo estaba entró y me hizo arrodillarme y me dijo: «vamos cabrón ahora quiero que me limpies», «vamos puto… sácame toda ese semen caliente», uuuummmm, eso me puso a mil y también a mi esposa,  que se debió apretar los labios para no dejar salir su grito de placer…

Volvió donde estaba el chico y  siguieron conversando… pero esto se volvió a repetir y han tenido como 4 encuentros en la casa, donde yo he limpiado la parte más íntima de mi mujer con mi boca, hasta se corrió en la boca y ella salió al baño, donde yo la esperaba y me dio un tremendo beso con semen caliente… ufff de sólo recordarlo ya tengo una nueva erección, pero bueno así es la vida de los cornudos y quise contarla a través de este importante medio de relatos eróticos, un abrazo desde Chile… besos…

Cristian y Alejandra (mi dominadora)

Autor: chilenocorundo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

1 voto
Votaciones Votación negativa

7 Comentarios

Dejar un comentario
  1. Excelente relato, has logrado ese delicioso placer que pocas veces los cornudo consentidores llegamos a experimentar. Te has entregado en cuerpo y alma a tu esposa y AMA por lo que veo.
    También tengo cuernos y soy chileno.
    Saludod

  2. Delicioso el sabor combinado del semen de un hombre con el de tu esposa cuando ella alcanza su orgasmo … !! Solo los que hemos probado sabemos lo exquisito que es, desea uno que tenga más en su vagina

    • Acabo de probarlo, tienes razón, qué riquisimo! gracias a mi mejor amigo quien me recomendo leer este tipo de páginas, me fui convirtiendo en un sumiso cornudo, ahora él disfruta de mi esposa y yo trabajo para ellos

  3. Excelente tu relato mi amigo!!!Como quiero hacer lo mismo con mi mujer… Solo que le da miedo dice !!

  4. Maldito maricón! deberías escribir guiones o dirigir peliculas porno. Hiciste que me explotaran los huevos.Sigue escribiéndo

  5. que genial leer a un compatriota y cornudo como tu, siempre he querido probar el semen de la boca de una mujer o lamer su vagina con un rico semen… me encanto tu relato, ojala sigas escribiendo muchos mas, francisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *